Entradas

Ahora o nunca

Imagen
Quizás, tu y yo. Quizás antes y quizás ahora. Quizás a veces, quizás siempre. Quizás.
¿Y si nos dejamos de dudar y decidimos apostar? 
Ahora o nunca.
Me gusta más así. Firme, segura.
¿Qué prefieres? ¿Ahora o nunca? Yo siempre he sido de esa clase de personas que escogen el ahora. Prefiero probar antes que reprocharme qué podría haber sido. Siempre he preferido luchar, sentir la adrenalina del "lo estoy intentando" y el temor al como saldrá. Por suerte suele salir bien.
Y es que quien no arriesga no gana.
Nunca he sabido vivir con la sensación agridulce que te produce el arrepentirte de no haberlo hecho, de no haberlo intentado. 
Sin embargo el ahora, el ya, el impulso de "lo hago y luego pienso", siempre ha sido mi modus operandi. No siempre sale bien, pero orgullosa diré que suele tener un resultado positivo.
Los impulsos bonitos, los ahora o nunca acogedores, cálidos, que sabes que tienen que salir bien por que así lo sientes desde lo más profundo de ti, esos.
A…

Quién sabe si vuelvo a verte

Imagen
Recuerdo una vez que una gran mujer me dijo que a partir de entonces ibas a estar en cualquier lugar que yo quisiera que estuvieras. Que seguías estando aún sin estar. En el reflejo del sol que te deslumbra en un día caluroso, en el relámpago todo poderoso que destaca en medio de una tormenta eléctrica, en cada una de las gotas que caen sobre mi piel que suplica volver a verte... Ésa que suplica volver a rozar tus manos, volver abrazar ese cuerpo que durante tantos años yo llamé hogar. Te siento en cada noche estrellada, esas que me regalan una estrella fugaz. En ese instante te siento más que nunca porqué sólo por un momento, fugazmente, siento que vuelves a estar a mi lado y me regalas los momentos más hermosos que jamás antes haya vivido. Cuando busco el calor en las sábanas en una noche fría de verano, cuando me quemo los pies con la arena de la playa, cuando nado libre en el mar. Todo me recuerda a ti porqué tu estas en todos estos lugares, en todos estos momentos. Por…

Proyecto tres tacones

Imagen
Nada me emociona más, que la gente que tiene proyectos mágicos entre manos, confíe en mí.

Flamenco tres tacones es un proyecto que empezó con dos estupendos bailaores llamados Eric Corzo e Isi Bautista. Juntos, ni la vida se les resiste.
Gracias a su complicidad en el escenario, a su iniciativa en la vida y al apoyo de su público, decidieron empezar de nuevo en el pueblo natal de Eric formando así dicho grupo, junto a otra de sus especiales bailaoras Sonia Corzo.
Juntos, decidieron probar dirigiendo  su primer espectáculo con el que contaban también con 3 bailarines y un percusionista y tras el éxito de éste, decidieron preparar una audición para así augmentar su familia, la CIA.
Actualmente, ambos artistas junto a la ayuda de toda su familia de espectáculo, están preparando un nuevo proyecto llamado Flamenco 3TACONES & CIA en el que ya no serán tres los "protagonistas", sino la maravillosa cantidad de 10.
Entre ellos, encontraremos a 5 bailarinas, 2 bailores/directores …

Querida Andalucía

Imagen
Añorada Málaga, ¿qué tendrás que enamora?

Este año decidimos escaparnos una semanita a Andalucía y así llevar a cabo nuestro único objetivo, ¡desconectar! Y es que una semana da para visitar muchos lugares.

Los primeros días nos quedamos relajándonos en las playas de Fuengirola, playas que a pesar de la temporada en la que nos encontramos, nos sorprendían con poca gente y aguas cristalinas.

Nuestra primera parada obligatoria fue Marbella. A pesar de ser un lugar con un turismo activo inmenso y con una fama de riqueza considerable, su casco antiguo nos transportó de inmediato a lugares tan humildes como los callejones de Menorca. Puedo decir con certeza que su color favorito es el blanco y creo, que quien haya visitado sus calles, sabrá de lo que hablo.
Nos fascinaron los rincones de azulejos propios Andaluces con tanta semejanza a una África siempre cercana. Sus callejones llenos de restaurantes y locales escondidos donde la comida era sin duda deliciosa y típica de la zona.


Otro de n…

Vainilla

Imagen
Entré con cautela en aquella habitación y un camino de velas, tan acogedor como perfumado, me invitó a seguir.
 La luz que cedían era cálida, anaranjada y el olor que éstas desprendían me era tan familiar...
A medida que iba avanzando el olor se agudizaba cada vez más hasta que casi sin querer, logré reconocer aquél sutil olor a vainilla que tanto me hizo recordar.

Aunque solo pudiera verla con filtros anaranjados, se distinguía perfectamente que aquella habitación era blanca. La crucé fijándome en todos los detalles de los que disponía. Cuando llegué a la altura de la cama, pocos pasos antes de llegar al baño, me paré y acaricié la colcha que yacía en ella con la yema de mis dedos. Cerré los ojos y recordé como era mi vida antes. Una vida atareada, llena de prisas, sin horarios fijos, siempre viajando, a veces sola, en ocasiones rodeada de gente sintiéndome sola...
Abrí los ojos, suspiré y retomé mi camino. Con miedo, con temor, con intriga, con curiosidad. Crucé la puerta del bañ…

viento

Imagen
Y es que a veces algo tan insignificante como el viento hace que vuelvas a creer, que vuelvas a confiar. ¿Cómo? Os preguntaréis. El viento siempre hace que uno cambie de sensación. Una ráfaga de aire que interrumpe cualquier pensamiento siempre te hace volver a la realidad. Y es allí cuando realmente tomas consciencia de que ese pensamiento que tanto te atormenta tiene solución y solo debes escoger la decisión correcta. Esa decisión ya no te la proporciona el aire... el viento solo hace que llegues a la conclusión de que debes hacer algo, algo que ponga punto y final, algo que se escriba con comas, pero no puedes dejar nunca el papel en blanco. El viento te hace seguir escribiendo, sea cual sea el final.

La química secreta de los encuentros

Imagen
Hacía tiempo que quería hablaros de mi libro favorito pero nunca encontraba el momento ni las palabras adecuadas.
Como hacia bastantes años que me lo había leído, decidí leérmelo otra vez para poder tener más fresco todo su argumento y poder recomendarlo con conocimiento.

El libro se titula "La química secreta de los encuentros" y  Marc Levy es su autor, uno de mis autores contemporáneos favoritos. Es un autor Francés y tiene a sus espaldas un gran recorrido literario.

Si prefiero recomendaros este libro es porqué para mí, es el mejor que ha escrito y el que quizás más me ha transmitido, pero todos son realmente buenos.
Levy, tiene una capacidad increíble para dar  vueltas de 180 grados a las historias. De una página a otra. Así, de golpe. Como quien no quiere la cosa. Ni siquiera cuando esperas, consigues atisbar lo que te espera con éste hombre.

La química secreta de los encuentros es un libro ambientado en los años 50, después de la devastadora guerra.
Alice, la prot…